En los últimos meses, varios de nuestros Clientes nos comentaron un cierto aire de desanimo que se respira en sus Organizaciones.

El mercado sigue parado y las previsiones a corto plazo no anuncian nada prometedor.
Mirando al exterior de la Organización, captar nuevos clientes y mantener los que tenemos parece ser una tarea cada vez más complicada provocando grandes tensiones en las Áreas Comerciales.

La situación tampoco es la idónea en otros Departamentos.
La consecuencia es que un factor exógeno, la crisis económica, está generando una consecuencia endógena en las Organizaciones, una especie de “letargo emocional”.

Las Empresas tienen que aprender a gestionar dimensiones exógenas y endógenas desde una perspectiva global e integral, y para ello uno de los retos tiene que ver con una […]